Ante el virus machista, vacuna feminista. 25N

Otro año más por aquí con el mismo tema, se nos olvida que nosotras ya teníamos una Pandemia, la del machismo, la de la violencia contra las mujeres.

Cada año en este país son asesinadas a manos de sus parejas o exparejas mujeres. Los datos de los últimos años son escalofriantes (datos de https://ibasque.com/mujeres-muertas-en-espana-por-violencia-machista/)

Año 2000 a 2007: 636 (mujeres + niños/as) /// Año 2008: 84 mujeres asesinadas ///Año 2009: 68 mujeres asesinadas /// Año 2010: 85 mujeres asesinadas /// Año 2011: 67 mujeres asesinadas /// Año 2012: 57 mujeres asesinadas /// Año 2013: 57 mujeres asesinadas /// Año 2014: 59 mujeres asesinadas ////Año 2015: 64 mujeres asesinadas////Año 2016: 53 mujeres asesinadas////Año 2017: 55 mujeres asesinadas //// AÑO 2018: 56 mujeres asesinadas //// AÑO 2019: 73 mujeres asesinadas.
(en los años 2000 a 2007 se incluyen también a los menores asesinados, en el resto de años, si bien se pueden leer en cada listado anual, no suman en la cifra puesta).

En este 2020, 44 mujeres y 3 menores han sido asesinados.

No solo matar o golpear es maltratado, la frialdad emocional, que muchos practicáis, es un tipo de violencia psicológica que suele pasar desapercibido.

Hay hombres que aplican el ostracismo emocional, usan un tratamiento frío para con ellas. Ignoran las necesidades de su pareja, adoptan un comportamiento pasivo-agresivo ya que recurren al silencio, la indiferencia y al desprecio para castigar o manipular al otro.

Los comportamientos que delatan esa frialdad emocional son:

  • Negarse a mantener una conversación y dirigirle la palabra a la persona que se está «castigando».
  • No responder a sus preguntas o hacerlo con monosílabos.
  • No mostrar afecto, ignorando conscientemente las necesidades emocionales del otro, que quedan insatisfechas en el marco de la relación.
  • Evitar el contacto físico y visual, haciendo como si la persona no existiera, de manera que se sienta invisible e insignificante.
  • Mostrar un marcado desinterés por todo lo relacionado con la otra persona.
  • Negarse a colaborar en diferentes tareas para generar frustración y malestar en el otro.
  • No acudir a eventos sociales juntos, con el objetivo de que el otro se avergüence de sí mismo.

El silencio es sumamente destructivo en las relaciones de pareja. La frialdad emocional genera frustración y merma la autoestima, también puede hacer que nos sintamos confundidos y culpables.

El distanciamiento emocional es una de las formas más crueles de violencia y manipulación psicológica.

 

Ni una menos, ni una más!

Y acabo con un tema de Reincidentes que me sigue poniendo los pelos de punta.

 

 

 

0