On the road

A veces la vida te pone personas en el momento perfecto, en el momento preciso. Son esas personas vitamina que te llenan de fuerza y de alegría, hacen tu vida un poquito más amable. Son esas personas que con una sola mirada te están diciendo muchas cosas. Eso me ha pasado con J, lo que empezó como un proyecto fetish se está convirtiendo en algo bonito. No sabría ni cómo llamarlo. Es una mezcla de amistad con un morbo brutal y la desesperación de lo prohibido.

Fui sin ninguna pretensión de nada, la simple de tomar un café con un perfecto desconocido, ni siquiera habíamos intercambiado nuestros nombres, allí estaba él, sentado. Me recibió con una sonrisa y en seguida empezamos a hablar de nuestro proyecto. Su mirada entre tímida y morbosa me cautivaba por momentos y él lo sabía. Me observaba desde la timidez del que no quiere ser descubierto. Fue un encuentro muy amable que duró poco o me supo a poco.

Él me comentó que para llevar a cabo su proyecto necesitaba crear un vínculo conmigo y que si no me importaba nos volveríamos a ver para seguir charlando.

Pasaron unos días desde este primer encuentro y me preguntó que cuándo nos volveríamos a ver, cuando quieras, le dije. Te apetece que comamos o cenemos un día, perfecto. Me encanta ese desparpajo que tiene.

Me esperaba en un bar tomando un vino, en esta ocasión lo noté serio, pero enseguida se acomodó. Tuvimos una conversación muy amena, compartimos un montón de gustos de diversas cosas, pero he decir que me ganó cuando me habló de Kerouac y la Beatnik.

Fuimos a cenar a otro lugar y me encantó lo exquisito que fue con todo, no sé si fue casualidad o me pareció que buscó un lugar donde hubiera somontano. Qué queréis que os diga un tipo que me habla de la beatnik y me lleva a beber somontano ya tienes mucho camino recorrido, me encantan esos pequeños detalles.

Nuestra conversación seguía siendo excelsa, terminamos de cenar y ya me decidía a ir a casa, pero él no paraba de meterme fichas, no me digáis cómo, pero en un momento le estaba cogiendo el cuello y me gustaba. Pero yo insistia en irme.

Empecé a caminar para coger el bus, no tú no te vas! seguía caminando me quería ir a casa o no, estaba muy confundida. En un momento le cogí por el pelo y le llevé la cabeza hacia atrás, ver esa mirada clavada en mi rostro me volvió loca. Seguía caminando, aun sigo sin entender el porqué de ese comportamiento absurdo, caminar, caminar…

Las medias se me habían roto y el dedo gordo del pie se me había colado por el agujero, llevaba ya un rato jodida, pero me daba apuro quitarme las botas, pero en un bolardo decidí subir mi pie quitarme las botas y no sé si perdí el equilibrio o él me tiró, el caso que acabé ahí en el suelo, y a él cogiendo mi pie y lamiendo en mitad de la calle.

Cogimos un taxi y acabamos en mi casa, en la puerta de mi portal le dije, Y si ahora no te dejo subir, qué?

Subimos a casa y tomamos algo, seguimos charlando, me quité las botas ahora sí, y le plante los pies en la cara. Le pellizqué un poquito los pezones y le dí unos cuantos bofetones. Fue un encuentro muy naif pero delicioso. Creo que hemos creado el vínculo perfecto para un bonito proyecto 😉

See you soon!

2+

Seguid inflandome el ego…

..estáis creando un monstruo 😉

Allá voy con las palabras de otro seguidor.

Eres una mujer de bandera, orgullosa de ti misma, pero humilde y consciente de tus debilidades, lo que te hace tremendamente humana, bella y sensual.

Eres valiente y poderosa porque te repones a todo y a todos tú sola y no te rindes, peleas duro y siempre sigues adelante con una sonrisa.

No te vale con contemplar la vida, necesitas participar y exprimirla intensamente. En el sexo, en el arte y en las relaciones eres actriz y no espectadora.

Hay poca gente tan transparente y auténtica como tú y  por eso brillas entre las demás.

Siguiente para ensanchar mi ego?

0

Mutilados Emocionales

Cuando leí este post de Coral Herrera me encantó el adjetivo que les colocó a ese tipo de hombres.

Nena, no te enamores de mí. Es la frase favorita que te sueltan después del primer polvo los machos alfa, esos chicos guapos que hacen gala de su mutilación emocional y sentimental. Se caracterizan porque se sienten muy deseables, y se enorgullecen de su soltería y de su aspecto de “chico duro”. No les avergüenza su discapacidad para hacer el amor desnudos. Puede que se quiten la ropa para follar, pero no la coraza: no quieren complicarse la vida, no quieren sufrir, no quieren mostrar su vulnerabilidad y sus miedos, no quieren perder su libertad, no quieren comprometerse, ni compartirse, ni intimar, ni profundizar en una relación.

Estaréis pensando qué significa toda esta hostia con la que os vengo. Bueno para los que no leéis los comentarios, os voy a refrescar la memoria.

El jueves “conocí” a este tipo, al día siguiente por mera casualidad, me lo volví a encontrar. Bueno, yo creo que él buscó la casualidad y se acercó por la zona en la que yo vivo a ver si me veía, cierto es, que es harto complicado que eso ocurriera, normalmente suelo salir a correr más tarde y ese día salí antes. Ya de regreso a mi casa, venía caminando y disfrutando de la música, cuando de repente se me avalanzan 2 perros, levanté la cabeza y eras los perretes del rockerillo, más atrás venía él. La verdad, es que me hizo una ilusión tremenda. Yo no le había ni escrito, ni llamado, pero él no dejó pasar la oportunidad.

– Dame tu teléfono y así me pasas info por wapp.

Le dí mi teléfono y enseguida me agregó a sus contactos, se prestó voluntario a acompañarme a casa y el seguiría paseando con sus perretes.

Subí a casa y mientras preparaba la comida no paró de mandarme msj y en uno de ellos vendría el ofrecimiento para vernos el finde. Yo lo tenía algo complicado pq salía fuera de la ciudad, pero le dije que el domingo sobre las 20 h estaría ya en Madrid. Seguimos wasapeando toda la tarde (y mira que lo odio) hasta que tuve que irme. El viernes era un día algo especial para mí y hacía que estuviera algo nerviosa, pero al estar ensimismada con este hombre no reparé en ello.

Llegó el domingo y fuimos a tomar algo a un bar, donde sólo había machitrones viendo el fútbol, pero bueno lo importante era estar juntos charlando. Hablamos de muchas cosa, pero en seguida reparé en que era un mutilado emocional, porque sin yo pedirle explicaciones se encargó de decirme que aun tenía muy reciente lo de su ex, que lo hacía regular en las relaciones, que podía hacer mucho daño bla, bla, bla. Me recordó en cierta medida el enfermero vainilla. Me hacen gracia esos comportamientos de niñato inmaduro, tío, quiéres echarme un polvo?, échamelo y calla la boca, cansaoooo!

La noche discurria divertida, yo ya llevaba 6 vinos lo que me hacía ya coger confianza, tocarle…etc. Y me dice;

– Tomamos la última en mi casa?

Y yo que ya me conozco esto, le dije prefiero que sea en la mía. De camino a casa, nos besamos y bueno, parecía que mi candidato iba a tener su cabeza entre mis piernas.

Llegamos a casa nos pusimos unas copas, me puse cómoda y me quité los zapatos, antes ya me había hecho mención a que con esas piernas me debían quedar muy bien los tacones, cuando vió mis uñas de los pies en rojo, no pudo resistirse y me dijo,

– Puedo lamerte los pies, soy fetichista…..

Ayyyy, ayyyyy, ayyyy qué suerte, y si es sumiso también, tengo buen ojo para estas cosas, parece, y cuando estamos a tope, me dice:

– Tía es que me va y me viene el deseo, aún me acuerdo de mi pareja.

PGFFFYDgEWIUGYHAIDJBHAUEIHGKRHU9IKBJIO, otra vez no!!! Como dice “ese”, entre los 30 y los 40 la mayoría están heridos de bala. jajajajaja. Paramos, evidentemente, y empieza con su retaila de mutilado emocional, es que no quiero nada serio, es que no quiero que te enamores, es que yo tengo idas y venidas, es que quiero que seamos amigos especiales, es que… es que… es que… COMEME EL COÑO!

Le metí un repaso considerable, pq estoy harta que pq soy cariñosa penséis que me quiero casar con vosotros! pesados de los cojones!. Es tan difícil entender que una tía también quiera tener amigos con los que follar y que a parte te trate normal, no como un gilipollas, que es normalmente como os comportáis vosotros, no me mandes wapp, no me escribas, no te contesto, no te enamores de mi, pero qué cojones! Yo haré lo que me salga de coño y si te gusta bien y si no a mamarla a Parla.

El amigo se fue a su casa, y siguió toda la noche dándome la matraca. Hasta que debió dormir y a la mañana siguiente, osea ayer, me escribe un wapp diciéndome que está fatal y que prefiere que seamos colegas, perrrrrrdona! acaso has pensado en algún momento que yo quisiera algo más?

Fue muy bonita la forma en que nos conocimos, pero el final ha sido nefasto. Aunque le doy 2 días para que respire, ya os contaré! 🙂

DcwE1zMVMAAhccV

0