Si conduces no feles

Pues siguiendo con mis pequeñas historias, os voy a contar algo que siempre me ha apasionado y que a mi bichito ponía de los nervios, y que después he podido comprobar que pone nervioso a más de uno.

Pues es que he tenido la sana costumbre de mientras mi acompañante conduce, hacerle una felación. Y no, no lo hago con el afán de darle placer, pq lo que el tiempo me ha dicho es que cuando conducen, no les satisface lo más mínimo. Y aquí es donde empiezo yo a disfrutar.Imagen

Estar ahí chupando y que te retiren la cabeza es algo muy muy placentero, me resisto y finalmente termino mojando mis braguitas. Después suelo meterme los dedos en la vagina y paso mis dedos húmedos por sus labios…fin del trayecto

0

Felación sí o no?

La felación era un arte practicado por algunas mujeres egipcias, no siempre prostitutas, conocidas como felatrices, dándose la particularidad de pintarse los labios de un determinado color para dar a conocer su inclinación por esta práctica.

A lo largo de la historia, distintas mujeres han sido señaladas como grandes o expertas felatrices, o bien se hicieron conocidas a causa de algún escándalo sexual. La más conspicua de ellas ha sido la reina Cleopatra, quien ha pasado a la historia por muchas de sus cualidades, también lo ha hecho por su apetito sexual. Los griegos la apodaban “merichane” -“la boquiabierta” o “la boca de los diez mil hombres”- y Cheilon “la de los labios gruesos”.

De Cleopatra se afirmó que fue capaz de practicarle sexo oral a cien soldados romanos en una noche.

Como os he dicho en otras ocasiones no soy una ama al uso y hoy vengo a hablar sobre las felaciones. En el mundo FemDom está un poco “estigmatizada” entre las dóminas la felación.

Qué queréis que os diga!!! a mí me parece una practica de total control sobre tu sumiso. En muchos espacios he leído lo reacias que son las amas a realizar dicha práctica. De hecho, en algunos lugares se me ha criticado por ello.

Personalmente no lo veo como una práctica para satisfacer al contrario, sino como una satisfacción propia y de puro control. Una mujer comiéndole la polla a un hombre es puro poder, una mujer con una polla en la boca puede hacer lo que quiera con su sumiso.

Cuando le como la polla a un tipo me siento poderosa, y en él noto debilidad. En ese momento tienes el control por completo de esa relación sexual. No podéis imaginar el placer que siente una cuando le está comiendo la polla a un tipo y le tiene a punto de correrse y le dices, -se acabó querido, ahora me vas a comer el coño-, ese momento es….

Me gustaría saber qué opináis sobre esto. Vosotras coméis pollas? Si no lo hacéis, cuál es el motivo? Tú sumiso, cómo te sientes cuando una ama te la come?

Espero ansiosa vuestras respuestas.

0