Aguantando

Hoy hablando con un amigo, le contaba lo desilusionada que estoy con esto del femdom y que me planteo seriamente volver al vainillismo.

-Señora, sabe igual que yo, que eso no pasará. Se retirará una temporada, pero usted lo lleva en la sangre.

Ha venido a mis recuerdos mi expareja/exsumiso, y lo especial que fue aquello y lo difícil que será volver a tener, ya no digo algo igual (entre otra cosa, porque cada persona es diferente), algo parecido. Le contaba a mi amigo, que tenía un blog precioso en el que escribía cosas maravillosas (os acordáis?).

Al hilo de lo anterior, rebuscando en mi pasado, he encontrado una entrada preciosa.

No es sencillo. Porque hay que estar concentrado, porque en cualquier momento puedes fallar y porque estar durante mucho tiempo al límite del orgasmo genera frustración.

Es la típica postura del misionero, a I le da placer pero nada del otro mundo. Ella se tumba, disfruta y me toca los pezones. Tened en cuenta que yo tengo los pezones muy sensibles, me pone muy cachondo que jueguen con ellos. Y mientras yo estoy obligado a hacer el mete-saca. ¿Cuánto tiempo? Pues hasta que ella quiera, pero siempre mucho más del que necesitaría yo para llegar al orgasmo. Ella ve cómo sufro y cómo tengo que parar para no correrme. Pero no le importa, me obliga a seguir.

Entonces me gusta mirarle a la cara. Yo estoy en tensión, sufriendo y cansado por estar mucho tiempo “dándole” y sin descansar. Ella en cambio tiene la cara relajada, está disfrutando. Y me encanta su mirada, me gusta porque noto que se siente orgullosa de que haga eso por ella. Me gusta porque cada día me hace estar más tiempo. Me va perfeccionando a su antojo.

0

NO ME IMPORTA EL TAMAÑO DE LA POLLA, ELENA ALONSO

no me importa el tamaño de la polla.
me importa el tamaño de las alas.
que me dejen volar. que vuelen.
que sonrían al verme. que me vean.
que se alegren de mis piernas abiertas para otro.
de mis alas extendidas.
que me quieran sólo cuando quieran.
sólo cuando les quiera.

quiero a los que escuchen mis cuentos.
los que hablan de otros.
que me dejen amar sin medida.
ni distancia.
que me sepan infinita.
y que desde el infinito, se amen.
quiero sólo a los que se quieran por encima de todas las cosas.
que vuelen.
que esparzan semillas.
que me follen sin condón.
que se corran en mi boca.
que se queden pero se vayan.
que adquieran la costumbre de cocinar y matar elefantes.
que sean padres.
que tomen teta.
quiero conocer sus historias de otras.
que se corran con ellas.
que estén siempre disponibles.
para amar.
para amarme.
que “si tiene que haber hombres (a mi vera)
que al menos
vuelen”.
http://totamor.blogspot.com.es/2015/01/no-me-importa-el-tamano-de-la-polla.html
0