Lubinas a la Sal

A veces la confianza da asco, pero en este caso es una delicia poder recibir a uno de tus mejores amigos en pijama y con el pelo recogido en un moñete que hace caer ondas alrededor de la cara.

Llega siempre con una botella de Somontano debajo del brazo y chocolate negro “pa tu falta de sexo”. Con Miguel todo es sencillo, sirva como aclaración que M y servidora no han tenido nunca nada más que una amistad que abarca desde la niñez. Se puso a preparar la cena “Lubinas a la Sal” y unas rebanadas de pan con queso de cabra caliente sobre una cama de manzana confitada. Me encanta esta nueva generación de colegas solterones que se me ha quedado que cocinan de maravilla.

Nos apretamos las lubinas, las tostas y el vino y nos pusimos a ver “Paris-Texas”, es una peli que no me mola nada, pero siempre la pone como fondo. Son muchos años ya con Miguel para saber la posición del sofá, se sienta en el lado izdo y yo me tumbo todo lo larga que soy y le planto los pies encima.

.-Ya estamos, I!

.-Venga tío no seas así, tócame los pies, anda!

Lo hace con una delicadeza extrema, me encanta! y empezamos a hablar de muchas cosas. De colegas que hace tiempo que no vemos, de mi madre, de los enfermeros y de las relaciones. Ya sabéis que soy fan de este tema.

.- Y tú con R qué?

.- Pues yo que sé, es muy buena gente, no voy a encontrar otra tía como ella, que estáis todas locas del coño. Es tranquila la relación (solo le faltó decir “y cómoda”)

Nunca entenderé esa manía que tenemos las personas de aguantar relaciones que si bien no son malas, no te hacen feliz. Todos merecemos tener relaciones que nos hagan felices.

Como siempre termino poniendome excesiva y miles de veces he dicho que esto es un blog de FemDom. Pues ea! gif de la semana.

Sean malos 😉

GIF
0

3 opiniones en “Lubinas a la Sal”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *