10 Maneras Fáciles de Dominar a tu Marido: FLR para Principiantes

Hola, holita!

Hoy os traigo la traducción de esta entrada, FLR para principiantes. Algunas cosas no estoy muy conforme con ellas pero en la esencia, si.

Evidentemente dónde dice “marido” ponga lo que quiera, novio, novia, chucho, amante, conocido…etc.

En esta ocasión agradecemos la traducción a @SubPsychedelic, good dog!

Aquí la entrada original

¿Lista para algunas maneras fáciles de dominar a tu marido?

Si simplemente estás empezando a experimentar en torno a una female led relationship, necesitarás una buena lista de cosas para dominar a tu marido.

Pero no te preocupes, he recopilado una lista de cosas para intentar convertirlo en tu puta.

Así que si estás lista para divertirte con estos juegos de principiante, sigue leyendo.

Y no lo olvides, el objetivo final es controlarle físicamente, emocionalmente y financieramente!  

1. Hazle hacer las tareas domésticas

La mayoría de las parejas dividen las tareas de la casa

Pero lo que quiero que hagas es que empieces a darle más y más tareas… Hasta que todas las tareas de la casa son suyas.

Empieza con cosas simples como hacerle fregar los platos y aspirar/fregar el suelo.

 

Y entonces progresa lentamente para hacer que también cocine, hasta que haga todo en la casa.

Una cosa que puedes hacer es darle una “lista de tareas”.

Yo prefiero tener una lista física como un trozo de papel de verdad pegado a la pared porque se siente más real así.

2. Di no al sexo

Obviamente, la mejor manera de controlar a tu marido es decir que no al sexo. Wow… Eso acaba de sonar como un anuncio para una clase de educación sexual de instituto jaja.

Pero realmente es exactamente lo que quiero que hagas. Simplemente di no!

Y mantente firme sin importar cuanto te suplique. Quitarle el sexo es un gran movimiento de poder.

Y también es un gran paso hacia la castidad.

Ahora, cuando digo que no al sexo, me refiero al sexo vaginal. Obviamente, darte sexo oral debería estar aún sobre la mesa.

En otras palabras, necesitas entrenarle a poner tus necesidades y tu placer sobre el suyo.

Al controlar el sexo en el matrimonio, ¡le controlas a él!

Además, diciendo que no le estás preparando para la castidad, lo que creo que es un elemento básico de CUALQUIER female led relationship.

3. Hazle preguntar antes de gastar dinero

Otra manera fácil de controlar a tu marido es controlar su dinero.

Y ésta es una buena manera de desmasculinizarle y humillarle.

Hazle pedirte permiso explícito antes de que pueda gastarse nada de nada.

Obviamente no debería pedir permiso para necesidades como comida o ir al supermercado o gasolina.

PERO debería pedirte permiso fuera de eso… Como por ejemplo para comprarse un nuevo reloj o para ir a jugar al golf con sus colegas.

¡Así nos aseguramos de que él sabe quién es la jefa en casa y quién está al mando!

4. Que haga recados por ti

Hacer que tu marido esclavo haga recados por ti (especialmente aquellos que odias) es tremendamente divertido.

Quiero decir, es una cosa simple, pero hay algo realmente empoderante en ello.

Y a veces simplemente es divertido mandarle a un recado “porque sí” incluso si realmente no lo necesitas.

Así que no te cortes de mandarle a recoger cosas a la farmacia o de mandarle a la tintorería o a lavar tu coche. ¡Le entrena a ser obediente y sumiso!

5. Masajes de pies

Una cosa que escucho todo el rato a mis amigos es que sus maridos o novios no cuidan de sus pies.

¡Qué lástima!

Imagino que nunca han salido con un tipo con fetiche de pies 🙂

Pero si tu marido está metido en el femdom o en el cuckolding, entonces ¡probablemente será fetichista de pies también!

¡Esto implica que “hacerle” someterse a tus pies no será difícil!

Adorar los pies de una mujer es una gran muestra de sumisión y servidumbre.

Así que ordénale darte un masaje de pies después de un largo día de trabajo o quizás incluso después de que hayas ido al gimnasio o hayas hecho cardio.

6. Besarte los pies

Parecido a los masajes de pies, haz que tu marido esclavo bese tus pies.

Por ejemplo, puedes hacerle besar tus pies mientras te pone los tacones antes de una sexy cita nocturna.

O puedes hacer algo más arriesgado como poner tus pies en su regazo en una cafetería en público y hacerle que te dé un beso rápido en la planta de tus pies disimuladamente.

¡Acostumbrarle a adorar tus pies (y literalmente la tierra que pisas) es un gran paso para condicionarle a convertirse en tu marido esclavo!

7. Comerte el coño sin que espere nada a cambio

Si tienes un marido “normal”, probablemente tenga una mentalidad de quid pro quo cuando se trate de dar sexo oral o de dar placer en general.

¡PERO tienes que quitarle esa mentalidad! 

DEBES entrenarle para que anhele darte placer a ti.

¡Tu placer es su placer y eso tiene que estar incrustado en su cerebro!

Una cosa a hacer es encerrarle en castidad y hacer que te coma el coño toda la noche.

Esto le entrenará en asociar darte placer con su felicidad

8. Elegir su vestuario

Otra cosa que puedes hacer para desmasculinizarle es elegir su vestuario.

De todas formas la mayoría de hombres tienen un gusto terrible para la moda. Así que esto es lo que tienes que hacer…

Quiero que empieces a elegir su ropa — De todas formas ya le estás controlando las finanzas, ¿verdad? 🙂

Así que empieza a escoger prendas para él. Y si quieres, puedes añadir más colores “femeninos” a su armario como rosa o morado.

¡Y quizás puedas incluso hacer que se ponga unas lindas braguitas para ti debajo de su ropa normal!

9. Juega con su mente en el trabajo

Torturar a tu marido mientras está en el trabajo es una estupenda manera de aumentar tu influencia sobre él.

Por ejemplo, puedes dejarle un mensaje de voz sensual para que haga algo humillante en la oficina para ti como chupar una grapadora como si fuera una polla.

O puedes hacer que se masturbe pensando en ti (pero sin correrse) en el baño.

¡O cuélale tus bragas en su bolsa de la comida y haz que las huela ahí mismo en el suelo!

10. Castígale

Parte del entrenamiento para que tu marido se convierta en un buen esclavo (o cornudo) es el castigo.

Tiene que saber cuándo la ha cagado.

Y es genial tener una lista de castigos de la que ir tirando.

Y los castigos pueden ser una combinación de dolor, calentamiento de polla, o simplemente hacer que haga más tareas.

Por ejemplo, si la caga, puedes azotarle el culo con una pala de madera.

O puedes añadir más días a su castidad.

O puedes hacer que haga algo humillante como besar tus pies en público.

Maneras de Dominar a tu Marido para Principiantes

En resumen, empezar una FLR es una parte nueva y excitante de vuestro matrimonio.

Espero que estas sugerencias te de algunas ideas de cómo divertirte con tu nueva dinámica de matrimonio.

Así que, ¿qué idea es tu favorita? ¿Y cuál tienes más ganas de probar?

¡Déjame la respuesta en los comentarios! 

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *