Good boy…

.- Hola I, qué haces? Me invitas a un vino.

.- Estoy algo cansada, pero si quieres puedes venir a casa y vemos una peli.

La posición está clara, yo me tumbo en el sofá y ocupa una esquinita en la zona de los pies. Empieza juntando ambos pies entre sus manos con suaves caricias, luego los espachurra para calentarlos. Repasa cada uno de mis dedos con su índice, estira cada uno de ellos, lo hace con una delicadeza casi como si estuviera tocando las lágrimas de cristal de una lámpara.

Dobla mi rodilla y acaricia mis muslos, acercándose cada vez más a mis nalgas. Levanta mi pierna y la sujeta por el talón y entonces empieza a lamer uno a unos los dedos de mis pies. Primero el pulgar luego el índice, corazón, anular y meñique. Sabe lo que me excita que se entretenga en estos 3 últimos y se empeña con pasión. Vuelve al pulgar y se emplea a fondo. Mi excitación pronto se hace patente, subo mis brazos encima de mi cabeza y cierro los ojos para relajarme del todo y disfrutar, mis axilas quedan al descubierto. Sube lamiendo mi pierna, cadera, cintura, pecho hasta llegar…lame con avidez mi axila.

Es un placer tan inmenso que no necesito ni un orgasmo.

 

0

9 opiniones en “Good boy…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *