Amor VS Miedo

Como dije vuelvo aquí para hablar de amor. Es un tema que siempre me ha llamado mucho la atención. Tenemos miedo hablar de amor, no diré que la palma se la lleva el genero masculino, pero los hombres que me rodean, no son muy proclives a hablar de amor.

Podríamos hablar del amor con una actividad de riesgo y enamorarse como de alto riesgo, y esto es porque el amor ha estado envuelto de un romanticismo bastante chungo.

Siempre hemos creido que lo contrario al amor es el odio y yo personalmente creo que es el miedo.

Creo que el miedo puede ser mucho más dañino que el odio. No creo que nadie llegue a odiar a alguien tanto como para paralizarle, cosa que si hace el miedo.

El miedo nos hace tener comportamientos extraños, nos puede paralizar cuando queremos comenzar una relación con alguien. Nos hace mantener relaciones por miedo a estar solas, nos hace tener relaciones dependientes. En numerosas ocasiones tenemos enfrente a la persona con la que nos gustaría bebernos el Missisipi, pero el miedo nos paraliza. El miedo es una forma de protegernos.

1258108096648946Creo que el amor nos da miedo porque vivimos unos amores muy dañinos. Relaciones tóxicas, personas que cortan nuestra libertad, que nos ponen en alerta. A mi me supera eso de “dejalo fluir…no tengas miedo”, pues hombre cuando te has dejado fluir en diversas ocasiones y te han dañado, pasas a la defensa y es entonces cuando aparece el miedo como forma de protegernos. El miedo nos advierte de que algo va mal.

Por qué sentimos miedo? Seria un debate muy extenso, pero así a vuela pluma, podría decir que porque nos han contado unas milongas a las horas de amar.

Yo misma hace unos años no quería oir hablar del amor. El amor me hacía sentir tan vulnerable. El amor me decía que tenía que ser monogama, que tenía que vivir con mi pareja, que debía tener hijos y un sin fin de cosas más que me hacía sentir muy triste. A base de luchar contra eso, he conseguido entender un poco el amor y creo que es maravilloso. Una vez comentaba con un amigo, yo me enamoro cada día, el rato que estoy con alguien, intento que sea el mejor momento para ambos, hay que normalizar las relaciones, tienen que ser relaciones donde lo que prime sea el amor por encima de todo.

Mi éxito ha sido ese, conseguir “amar” a todos los hombres con los que he estado. Este podría ser un debate muy extenso.

Me encantaría que me hablaséis de ello, sobre todo los hombres que andan por este espacio.

0

23 opiniones en “Amor VS Miedo”

  1. Cuando dices que has amado a todos los hombres con los que has estado, también te refieres a acostado o jugado? Porque me resulta difícil pensar eso. Alguna vez en nuestra vida lo hacemos por aburrimiento, pena, egoísta diversión…

    Por lo demás, estoy de acuerdo, el miedo es peor que el odio. Paraliza.

    El amor hoy día está muy caro, y creo que son palabras mayores decir que se ha sentido/hecho sobre alguien. Muchas veces se confunde con cariño.

    0
    1. Por qué te parece difícil? Quizá sea por la idea erronea que tengas tú del amor. Ese amor del que yo huyo como un gato escaldao. Te puedo asegurar que yo jamás he estado con alguien por aburrimiento, ni si quiera por miedo. Y si, yo cuando juego o me acuesto con alguien, lo hago con todas las consecuencias, para disfrutar. Cuando se le ponen peros a estas cosas, no suelen funcionar muy bien.

      0
  2. ¡Que si paraliza! lo que hubiera dado yo por haber agarrado el telefono y haberte pedido disculpas. Pero el miedo me atrapó.
    Me alegro mucho de tu vuelta I.

    0
  3. Complicado tema. Para mí el 3er y 4º parrafos pueden ser un resumen de este post:

    Realmente hasta hoy no habia pensado tanto que el miedo es lo contrario al amor, pero sí, opino igual: si amas, no puedes llegar a odiar más adelante a esa persona. Si odias, es que no habías amado. Sí que el miedo pienso que es contrario al amor. No pueden coexistir las 2 cosas. El amor es generosidad, es precisamente …amar 🙂 querer el bien de una persona; puedes pensar en tí mismo, pero tambien mucho en la otra persona. El miedo es pensar en ti, en que algo malo te va a pasar, a ti. Así dicho es como lo opuesto a la generosidad: egoismo. Y el miedo puede existir y existe siempre de hecho, todos somos egoistas en mayor o menor medida, pero si te impide amar (paraliza, que dices, I) es cuando es importante; si no te lo impide, es como si no estuviese. O sea, a efectos de relacionarte con una persona, totalmente de acuerdo: amor y miedo son contrarios.

    Si odiar, daña más que el miedo… no lo sé. Supongo que depende, de a que nivel, cada cosa. Personalmente, ahora mismo si me dan a elegir elijo miedo 🙂 Creo que el miedo ,,sí, paraliza, pero el odio destruye.

    Todo este post daría para mucho más, como dices, I, en alguna línea. Me gusta 🙂

    0
  4. Aclaración. Digo en el 2º parrafo y no lo dejo claro, creo: el odio no tiene nada que ver con el amor, es como un lenguaje diferente, no puede ser el contrario del amor. No puede sustituirlo como “cambio de estado” hacia una persona. Yo diría más bien que es un cambio de persona, de personalidad, no de estado.

    El miedo sí puede ser lo contrario al amor, impedirlo o sustituirlo. O sea, pienso igual.

    0
  5. Ahora pensando en lo que dices, I, de opiniones de hombres por este espacio… un blog de FemDom:

    la sumision pienso que es precisamente eso: amar, pero de forma más extrema; llevando más cerca del 0 el egoismo, y más cerca del 100% la generosidad. O sea:

    – Para mí, amor y sumision no solo son compatibles, sino que es deseable que haya amor en la sumision.

    – Hay más miedo en una relacion D/s, al menos desde la parte sumisa, que en una vainilla. Porque el amor en D/s es “menos seguro”: pensar en uno mismo es lo que permite ser capaz de “autoprotegerse”, y uno si es sumiso tiene que pensar lo menos posible en uno mismo, por ello siente que esa necesidad de autoprotección (en la medida que exista) está menos cubierta. Y tiene más miedo.

    0
    1. Estoy totalmente de acuerdo en que la sumisión es 100% generosidad, pero no estoy de acuerdo en que en una relación D/S hay más miedo. Personalmente yo he sentido menos miedo en este tipo de relaciones que en mis relaciones vainilla. El D/S me da seguridad, claro podrías pensar que es pq yo soy la parte dominante, la parte que tiene el control, y yo no lo creo, para mi las relaciones D/S son pura generosidad, dónde ambos dan a tope. No olvidar que para una persona dominante lo más importante es su sumiso. No sabría como explicar esto, pero es que son relaciones tan generosas.

      0
      1. Te entiendo y comparto: son mas generosas las relaciones D/s. Pero pienso que:

        La parte dom da más …. intensidad (en el amor, un amor no muy distinto a uno vainilla salvo por la intensidad).

        Pero la parte sum da más no solo en intensidad, sino también más cosas (entrega, confianza, abandonarse a sí mismo, algo así). Por este tipo de cosas es por donde, pienso, en la parte sum puede haber más miedo.

        0
  6. Bueno, pues ahí voy yo, con el debido permiso, a dinamitar el debate.
    Para mi el amor no existe.
    ¿Y por qué digo que no existe? Básicamente porque nadie sabe decirte qué es. De jóvenes todos tenemos un concepto algo “romántico” del amor, más o menos parecido en personas del mismo contexto cultural. Ese concepto va a adaptándose a lo largo de la vida, de experiencias propias y ajenas, llegando a crear distintas definiciones de amor, una por cada persona. Resumiendo, lo que una mujer de 45 años con varias relaciones a su espalda, con desengaños, rechazos y deseos no compartidos, define como amor, poco tiene que ver con lo que espera un adolescente de su primera relación.

    Así que, ¿cómo podemos hablar de la existencia de algo que ni siquiera sabemos qué es?

    Es indudable que los sentimientos entre personas existen, pero lo que para uno es amor, para otros no, por ejemplo, no hace mucho asistí a un debate vainilla sobre si puede existir amor sin atracción física.

    Conclusión, eso que sientes o has sentido no es amor, son tus sentimientos, así que disfrútalos y haz que la otra persona los disfrute.

    PD: ¡Qué bueno que volviste, I!

    0
      1. I, lo siento.

        Pero la rabia… ¿tiene que ver con el amor? Aunque no sé bien de qué hablas, quizá esté más cerca del odio?

        Bueno que no sé de qué va, pero lo digo porque has amado y amas y te enamoras cada día, y no me cuadra con la rabia. Supongo que quiza es una rabia más hacia ti misma… pero tampoco debería… jeje, no sé.

        Bueno, que estés bien

        0
        1. No tiene que ver con el amor, tiene que ver con la vida y la vida es maravillosa, aunque a veces, es injusta, y eso es lo que me da rabia. Es por algo muy concreto que no tiene que ver con el amor, ni con que me enamoro cada día, ni con sentimientos románticos.

          0
  7. He encontrado esto:

    “Dear Human:
    You’ve got it all wrong.

    You didn’t come here to master unconditional love. This is where you came from and where you’ll return.

    You came here to learn personal love.
    Universal love.
    Messy love.
    Sweaty Love.
    Crazy love.
    Broken love.
    Whole love.
    Infused with divinity.
    Lived through the grace of stumbling.
    Demonstrated through the beauty of… messing up.
    Often.

    You didn’t come here to be perfect, you already are.

    You came here to be gorgeously human. Flawed and fabulous.

    And rising again into remembering.

    But unconditional love? Stop telling that story.

    Love in truth doesn’t need any adjectives.
    It doesn’t require modifiers.
    It doesn’t require the condition of perfection.

    It only asks you to show up.
    And do your best.
    That you stay present and feel fully.
    That you shine and fly and laugh and cry and hurt and heal and fall and get back up and play and work and live and die as YOU.

    Its enough.

    It’s Plenty.”

    0
      1. Sí, lo traduzco, a ver si hoy o mañana a mas tardar (si no lo hace nadie antes).

        A mí también me gusta, me encanta haberlo puesto en este blog, me encanta que te guste.

        0
  8. Aquí va mi traducción:

    “Estimado Humano:
    Lo has entendido todo mal.

    No viniste aquí a ser experto en amor incondicional. Eso es de donde viniste y a donde volverás.

    Viniste aquí a aprender el amor personal.
    El amor universal.
    El amor caótico.
    El amor sudoroso.
    El amor loco.
    El amor roto.
    El amor completo.
    Infundido por lo divino.
    Vivido por la gracia de la torpeza.
    Demostrado con la belleza del …desorden.
    Frecuentemente.

    No viniste aquí para ser perfecto, ya lo eres.

    Viniste aquí para ser preciosamente humano. Defectuoso y fabuloso.

    Y volver a agrandarte con la experiencia.

    Pero amor incondicional? Deja de contar esa historia.

    El amor de verdad no necesita adjetivos.
    No requiere matices.
    No requiere la condición de perfecto.

    Sólo pide que te expongas.
    Y des lo mejor de ti.
    Que te quedes y sientas por entero.
    Que brilles y vueles y rías y llores y dañes y cures y te caigas y vuelvas a levantarte y juegues y trabajes y vivas y mueras siendo TÚ.

    Eso es suficiente.

    Eso es la Plenitud.”

    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *