Una Dómina sin estudios – El Reconocimiento

Como he contado anteriormente, ni mi relación era una relación Ama-Sumiso, ni me atrevía a comentárselo a mi pareja, ni yo misma me lo creía. Lo que si tenía bien claro era que aquella relación vainilla que tenía con mi expareja y aquellos juegos esporádicos no era lo que yo quería.

Después de noches de insomnio y de pensarlo mucho, rompí con aquella relación y me prometí a mí misma que avanzaría en esto de la dominación.

Solía frecuentar un foro de política y allí fue (sií, de política) dónde empecé a conocer más el mundo BDSM, uno de los foreros que frecuentaba dicho foro era un expertoen estas lides. Me fue informando y yo quedé fascinada con todo un mundo que para mí era desconocido. No solo había gente que como a mí le fascinaba este mundo, sino que había Amas que disfrutaban sometiendo a sus esclavos, todo un sueño para mí y sobre todo una gran comunidad que no se escondía y que no parecían sentirse el demonio.


A partir de ese instante, apareció una nueva I, pero no querréis que os lo cuente todo hoy, no?

0

7 opiniones en “Una Dómina sin estudios – El Reconocimiento”

  1. Son las mejores Amas, las que son naturales, las que dejan surgir los sentimientos, las que dominan por esa fuerza que las “obliga” a ello, las que después de tantear mil cosas que les ha dicho que hagan, que prueben, que lean; al final se dejan llevar por sus instintos y sale la verdadera Mujer dominante, sin cortapisas, sin prejuicios ni tabúes, esas son las mejores, las naturales, las autodidactas, las que dejando rienda suelta encuentran su camino solas.

    0
      1. Pues perdóname, de verdad no quiero llevarte la contraria; pero sí, las Amas que sois naturales sois la mejores, no es adulación gratuita es la verdad; es como trabajar, quien lo hace donde le gusta one el alma en ello… aquí es lo mismo.☺

        0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *